Musica en Libertad  
 
  La historia 12-12-2018 20:47 (UTC)
   
 

La Historia

Por David Raisman

A mediados de 1969 llegué de Santiago de Chile donde había estado trabajando como productor en Canal 13 de las Universidad Católica de Chile desde 1965. Fui a en entrevistarme con Alejandro Romay, el director general de Canal 9 de TV, quien me había incitado a hacerlo en una visita anterior. Para no entrar en demasiados detalles que aquí no son importantes aquí, entre las primeras tareas que me encomendó fue la creación de un Departamento de Nuevos Valores para lo cual efectuamos una serie de audiciones a que, se podrán imaginar, se presentó muchísima gente: actores, bailarines, cantantes, grupos musicales. En todos los casos, les íbamos pasando la data y nuestra evaluación a los productores de programas del Canal.
Ustedes se preguntarán…”y que tiene que ver todo eso con Música en Libertad”.
Mucho o todo. Pero… la seguimos en el próximo capítulo.
 
La pregunta que nos hacíamos ayer era: …”y que tiene que ver todo eso con Música en Libertad”, en referencia a la creación de un Departamento de Nuevos Valores en Canal 9, Libertad . Les comentaba que la lista y las evaluaciones de los que adudicionaron fueron a parar a los distintos departamentos y productores. Yo, por ese entonces, comenzaba a producir Feliz Domingo con Orlando Marconi, ya que Gerardo y Hugo Sofovich debieron dejar Canal 9 con su programa Domingos de mi Ciudad y volver a Canal donde tenían un convenio contractual. Y casi inmediatamente, Grandes Valores del Tango, sucediendo en este programa a Samuel Yankelevich, el padre de Gustavo, a pedido de éste, quien se retiraba de Canal 9. Es en ese momento que me llama Alejandro Romay a su despacho para comentarme que quería poner en el aire un programa con versiones discográficas mayormente de artistas y grupos extranjeros, como una especie de Hit Parade al estilo del que tenía en Radio Libertad, del cual había sido su director general, la que le había sido expropiada por la Junta Militar de entonces
.El programa se llamaría, naturalmente, Música en Libertad, como el programa radial del mismo nombre. A tal efecto, me presentó al que había sido DJ de la radio, Ricardo Víctor Cicuta, para que me asesorara en ese tema y me presentara a los sellos grabadores. El fue, precisamente, quien eligió “Retumben los parches” el tema con Sandy Nelson como apertura del programa. Es el mismo tema que pueden escuchar en el enlace al video dedicado al programa, atención de muestro amigo  Eugenio Gorkin, al pie de esta misma página.
Bueno…y cómo iba a ser el formato?
Cómo se iba a seleccionar el elenco? Más aun, como elegimos a Maisabé y Leonardo Simons para conducirlo…? En la próxima se la sigo…palabra.
 
La historia III (primera parte)
El formato, de acuerdo a lo que me comentó Roberto Víctor Cicuta, quien recuerdan, había sido el DJ del programa de LS10 Radio Libertad, debía de ser una lista de éxitos, donde aparecería una figura a contraluz o esfumada, fundiéndose con fotos del intérprete del disco y el nombre del mismo, el tema y el sello, sobreimpresos y cuando se tratara de temas específicamente bailables, en especial de grupos, lo haría el elenco que formáramos, en conjunto. 
Así quedamos y, antes de comenzar con ninguno de esos temas. Me presentó en los distintos sellos grabadores para que entrara en contacto con ellos y el material discográfico, fotografías, películas, etc.
Mientras, comenzamos a seleccionar al que sería el primer elenco, con la colaboración por ese entonces de Olga Kutrinova, la primera asistente del programa. Y esta parte lleva muchas anécdotas personales de los integrantes de Música, a los que vamos a pedir vayan sumando sus relatos, ojalá cronológicamente, ya que hay muchos detalles personales que, naturalmente, desconozco en esta parte de la historia de cada uno. Sí recuerdo algunos en especial como los de Silvana, Roberto Yara y Norma Tamashiro, Raúl Padovani y Cristian, María Esther Lovero, Horacio Ortiz o Raúl Margni. 
 
Por lo demás, en el inicio eran muchos, de pronto medio caótico. De esto te acordas vos muy bien, Raúl Padovani.
El punto era: quienes iban a conducir el programa? Habíamos acordado en que iba a ser una pareja y como en el caso del elenco, caras nuevas o poco conocidas. Empecé a citar posibles candidatos y a formar parejas, como cupido. Por respeto a ellos, los que no fueron seleccionados, no voy a revelar sus nombres. Y cuando estaba en esta tarea, recibo un llamado de Nelly Raymond, quien era la productora y conductora de “Campana de Cristal”, recomendándome a uno de sus colaboradores quien, de acuerdo a su opinión, podría interesarme. Claro, era Leonardo Simons y, por supuesto me cayó muy bien o rebien como dicen ahora las chicas. Bueno…y con quién haría pareja?
 
 Cuando estaba en este dilema, veo aparecer en el Canal a la carita más linda que se puedan imaginar. Sabía que la había visto antes y me comentan que se llamaba Maisabé y que estaba en “Buenos días, mucho gusto” en Canal 13. La cité y grabamos una prueba con ellos. Y llegó el momento de grabar el primer programa y necesitaba el visto bueno de Romay para lo cual quería que las viera todas, Recuerdo claramente que estaba con el representante de Martha González y me dijo “elegí vos que estoy ocupado”. No lo pensé dos veces y esa fue entonces mi elección: Maisabé y Leonardo serían los conductores de Música en Libertad.
 
     

Los creadores
 



 Así estamos llegando a la parte fundamental del relato.
Un programa de televisión, necesita algo más que una idea, un libreto, animadores, en nuestro caso, las chicas y los chicos. Te tienen que adjudicar un director de cámaras, que en este caso fue el muy experimentado José Manuel Durán, un asistente de dirección, pieza clave, ya que es el verdadero nexo entre la producción, la dirección y  el elenco. En este caso fue un gran aporte para nosotros el que designaran a Alejandro Faura.
 
La historia IV (segunda parte)
Tuvimos la gran fortuna de contar en lo que era la parte visual, de dos profesionales de gran sensibilidad, que de entrada pusieron todo su conocimiento y experiencia al servicio del programa, acotando que el presupuesto asignado, daba sólo para un set fijo. Me refiero al escenográfo Roben Greco y al iluminador Luis Devic. Hicieron maravillas con el cariño de la cosa propia. Como grabábamos 5 programas en un día para toda la semana, ellos se las ingeniaban para tener en cada grabación un elemento decorativo distinto y para hacer unos efectos de luces, con “cartoncitos recortados”, puro amor al oficio. Mis respetos a los dos a la distancia.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Publicidad
Hoy habia 1 visitantes (1 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=